Viernes 20 Octubre 2017

Por Plinio Soto Muerza

Lo volvió a decir, lo volvió a hacer. El lunes 16 de octubre durante el foro, “Impulsando a México: la fortaleza de sus instituciones”, organizado por el grupo Financiero Interacciones , propiedad de Carlos Hank, hijo del fundador del grupo Atlacomulco y creador de la famosa frase de “un político pobre es un pobre político”, el mexiquense Carlos Hank González, Enrique Peña Nieto soltó una frase que pasa al registro como una provocación por su nivel de frivolidad en un tema tan sensible para la población mexicana, pero que analizándola bien, se inscribe en el contexto de la ofensiva gubernamental para nulificar el mensaje contra corrupción que enarbola el principal opositor en  México, Andrés Manuel López Obrador.

José Luis Ortega Vidal

(1)

Oscar Lewis, antropólogo norteamericano (1914-1970).escribió en la introducción de su obra “Los hijos de Sánchez”:

“En el siglo XIX, cuando las ciencias sociales todavía estaban en su infancia, el trabajo de registrar los efectos del proceso de la industrialización y la urbanización sobre la vida personal y familiar quedó a cargo de novelistas, dramaturgos, periodistas y reformadores sociales”. (1)

Lewis citó:

´Como ha dicho recientemente C. P. Snow: “A veces temo que la gente de los países ricos haya olvidado a tal punto lo que quiere decir ser pobre que ya no podemos sentir o conversar con los menos afortunados. Debemos aprender a hacerlo”´.

(2)

Rubén Eder Contreras Rojas escribió la tesis “Política Social y Pobreza Urbana en Coatzacoalcos, Veracruz. Evaluación bajo una perspectiva de interfaz”, para titularse como licenciado en sociología por la Universidad Veracruzana en septiembre del 2006.

En el capítulo 4.1, Coatzacoalcos ciudad industrial auge y decadencia, se lee:

“La población en Coatzacoalcos a lo largo de su historia ha experimentado gradualmente procesos de empobrecimiento masivo, que se contraponen con la concentración de la riqueza y el acceso a los sistemas de bienestar social con los que cuentan los cerrados sectores urbano-laborales de la región. Es la expresión local de la dualidad de las políticas que el mal llamado Estado de bienestar desarrolló en México, y de los ajustes económicos que en materia de gasto social desarrolló el modelo Neoliberal de desarrollo”.

Contreras Rojas comparte:

“El desarrollo de la petroquímica en el sureste mexicano permitió la creación de un stock de empleos estables y de salarios elevados en el sector industrial. En total constituye más de 40 000 empleos, movimiento que no se equipara con el ritmo de las migraciones hacia los centros urbanos del sureste. Hay que establecer la diferencia entre las migraciones dirigidas por la empresa, las de los profesionales y personal calificado integrado al desarrollo económico, para quienes la migración representa una posibilidad de promoción social, y las migraciones rurales. El desarrollo petrolero ha puesto en marcha a grupos rurales atraídos por el espejismo del empleo petrolero, que encuentran a veces trabajo en las obras y constituyen muy a menudo una población flotante excluida de la actividad petrolera. Esta situación se refleja en el proceso de urbanización de las zonas petroleras” (Shapira, 1982: 197)…

“…Por ejemplo, durante la construcción del complejo petroquímico La Cangrejera, en 1976, se crearon aproximadamente un total de 15 mil empleos, sin embargo, una vez terminada su edificación, la operación de la planta petroquímica sólo brindó no más de 6 000 plazas, principalmente a personal calificado y personas afiliadas al monopolio de contratación que ostenta el Sindicato de Trabajadores del Petróleo de la República Mexicana (STPRM) (sic), quedando sin trabajo o subempleados el resto de los trabajadores que se trasladó a la ciudad, esencialmente inmigrantes rurales” (Contreras Rojas, Rubén Eder, op. cit.).

(3)

A más de medio siglo del boom petrolero-petroquímico que vivió el sur veracruzano incluyendo a Minatitlán y Cosoleacaque surge una pregunta obligada:

¿Cuáles son los nexos históricos de aquel espejismo con la violencia salvaje que hoy se padece cotidianamente?

Resulta evidente que la violencia, como la pobreza, siempre han vivido allí porque forman parte de la estructura misma del Estado y de la sociedad.

El Estado implementa modelos de estructura socio-económica que funcionan o no, o bien funcionan temporalmente y luego fracasan debido a elementos como la corrupción, la impunidad, la injusticia.

Tal es el caso de la petrolización de la economía en el sur de Veracruz y del modelo de economía mixta que impidió a la iniciativa privada invertir en la exploración, extracción y transformación del petróleo y la relegó a participar sólo como consumidora del petróleo, gas y derivados propiedad al cien por ciento de PEMEX a partir de la expropiación de 1938.

Las reformas estructurales del 2013 y en particular la reforma energética han abierto el sector petrolero en su totalidad a la participación privada.

El fracaso del boom de este sector en las entidades petroleras del país evidencia la complicidad de la corrupción entre PEMEX, el gobierno en general y el sindicato petrolero, de ahí en buena medida el la quiebra del sector.

La reforma energética traslada parte de esa corrupción al ámbito privado sin eliminar las ganancias fuera de la ley del STPRM, de la Secretaría de Energía (SENER) y el aparato oficial en general.

Por Plinio Soto Muerza

Los acontecimientos de esta semana que transcurre no avizoran buenos puertos para los veracruzanos. Los días transcurren sin que no haya ninguna noticia importante para concretar un programa, proyecto, o algo positivo que se le ocurra al gobierno encabezado por Miguel Ángel Yunes. En materia económica, la noticia de la creación de la Zona Económica Especial en el sur del estado, con Coatzacoalcos como municipio insignia, es un proyecto que viene de la federación, y no de Palacio de Gobierno de Xalapa. Todos los días, la nota roja en los diarios sigue en su narrativa de horror para Veracruz, y para colmo  un suceso hablan ya de una gobernador que tiene el síndrome foxista de gobernar, que se resume en la frase: “Y por qué yo”.

El suceso en cuestión se desarrolló en una comunidad de la sierra del Totonacapan, en Ojite de Matamoros, pertenecientes al municipio de Coxquihui, donde un brote infeccioso afecta principalmente a los niños, y tuvieron que ser hospitalizados una docena de ellos, lamentablemente dos infantes perdieron la vida. Los papás de los niños, junto a varios profesores y habitantes de la comunidad, se organizaron para exigirle al gobierno del estado, su intervención por medio de la Secretaria de Salud, y se investigue para saber a ciencia cierta, cuáles son las causas y los alcances de la infección detectada, que algunos identifican como leptopirosis.  A la falta de claridad en los diagnósticos, empiezan a circular muchas versiones, y por ello los padres, algunos profesores y lugareños, piden que sea atendida de inmediato el problema de salud del lugar. Lo que está claro ya en ese momento, es que la pobreza y la falta de atención médica básica para prevenir, es un factor que ha detonado el brote.

José Luis Ortega Vidal

(1)

Van datos sólo como referencias aleatorias:

Durante el pasado mes de septiembre el Observatorio Ciudadano -una organización cuyas estadísticas provienen de reportes periodísticos- “contabilizó” 31 asesinatos en Coatzacoalcos, uno de los tres municipios del país que han sido denominados sede de las Zonas Económicas Especiales.

Coatzacoalcos es el tercer municipio con mayor población de Veracruz (con más de 300 mil habitantes) y ocupa la misma posición en el ámbito de los presupuestos oficiales estatales.

La ZEE del antiguo Puerto México se compartirá con sus vecinos: los municipios de Nanchital e Ixhuatlán del Sureste.

No se trata sólo de aspectos territoriales pues Braskem-Idesa, la empresa privada que produce la mayor cantidad de materia prima para la industria del plástico en México vía el polietileno, se ubica en Nanchital.

A su vez los complejos petroquímicos de PEMEX: Cangrejera y Morelos -que juntos no alcanzan la productividad de Braskem- están en Coatzacoalcos junto a Pajaritos, ahora denominado Petroquímica Mexicana de Vinilo (PMV)

El accionista mayor de PMV es la empresa privada Mexichem y su socio minoritario es PEMEX. El complejo está en paro por la explosión que sufrió en abril del 2016.

Ixhuatlán del Sureste es sede de las minas que surten a CyDSA, la principal empresa productora de sal en el país con instalaciones de su marca “La fina” en Coatzacoalcos donde también se encuentra su  planta IQUISA, productora de cloro, sosa cáustica y especialidades químicas para la industria textil, entre otros ramos.

Dentro de los tres municipios de referencia se ubica un clúster que durante la década de los 70s y 80s generó un boom económico sin precedente en el sur veracruzano.

Durante los años 90s dio inicio su caída y en lo que va del siglo XXI acabaron los tiempos de jauja.

La construcción de Braskem-Idesa generó 25 mil empleos entre el 2011 y el 2016 pero puesta en marcha la planta la región entró en una crisis de desempleo para la que nadie se preparó.

Moraleja: en materia de generación de empleos una cosa es la industria de la construcción y otra muy distinta la operación de empresas basadas en tecnología de punta que requiere mano de obra escasa y de alto perfil.

Después de la inversión de Braskem-Idesa que superó los 5 mil millones de dólares no ha llegado nada que se le parezca ni se le acerque en absoluto.

La consecuencia resultó atroz: el costo social es muy elevado ante la falta de obras y la escasez de dinero circulante.

El incremento de la inseguridad ligado al ejemplo del párrafo dos: 31 asesinatos -uno diario- sólo en el septiembre patrio coatzacoalquense aporta un referente en torno al desequilibrio socioeconómico que vive el sur veracruzano.

La prensa nacional reporta cinco asesinatos ocurridos en diversas partes de Veracruz el pasado martes 10 de octubre.

Tal dato es incorrecto.

Fueron, por lo menos, siete las ejecuciones el martes de referencia.

A una pareja degollada en Poza Rica se suman un taxista ejecutado en Naranjos -ambas poblaciones ubicadas en el norte de la entidad- así como sendos asesinatos en San Juan Evangelista, Sayula de Alemán, Jáltipan de Morelos y Cosoleacaque, los cuatro municipios sureños.

En el caso de Cosoleacaque la víctima también fue un taxista pero recibió seis tiros mientras descansaba en su domicilio de la comunidad San Pedro Mártir.

Jaime Sandoval
 
NO ES LO MISMO DONAR QUE RETRIBUIR... DONAR es obsequiar, ceder o regalar lo que ES TUYO, de tu LEGÍTIMA propiedad inclusive tu tiempo y tu buena voluntad...RETRIBUIR, en cambio, es regresar o devolver algo a su legítimo propietario; es lo contrario a CONTRIBUIR. 

.

 

GACHO_SEPT11.jpg